Dungeons and dragons 5e

Combate montado

Un caballero cargando en la batalla en un caballo de guerra, un mago lanzando conjuros desde el lomo de un grifo, o un clérigo planeando a través del cielo en un pegaso, todos disfrutan los beneficios de la velocidad y movilidad que una montura puede proveer.

Una criatura predispuesta que sea al menos de un tamaño mayor que tú y que tenga una anatomía apropiada puede servir como montura, usando las reglas que siguen.

Montar y desmontar

Una vez durante tu movimiento, puedes montar una criatura que está a 5 pies de ti o desmontar. Hacer esto te cuesta una cantidad de movimiento igual a la mitad de tu velocidad. Por ejemplo, si tu velocidad es de 30 pies, debes gastar 15 para montar un caballo. Por lo tanto, no puedes montar si no te quedan 15 pies de movimiento restantes o si tu velocidad es 0.

Si un efecto mueve tu montura contra su voluntad mientras estás en ella, debes de tener éxito en una tirada de salvación de Destreza CD 10 o caerte de la montura, cayendo tumbado en un espacio a 5 pies de ella. Si eres derribado mientras estás montado, debes realizar la misma tirada de salvación.

Si tu montura está tumbada, puedes usar tu reacción para desmontar a medida que cae y aterrizar de pie. De otro modo, desmontas y caes tumbado en un espacio en 5 pies.

Controlar una montura

Mientras estás montado, tienes dos opciones, puedes controlar la montura o dejarla que actúe de forma independiente. Las criaturas inteligentes, como los dragones, actúan de forma independiente.

Puedes controlar una montura sólo si ha sido entrenada o acepta un jinete. Se asume que los caballos domesticados, burros y criaturas similares tengan dicho entrenamiento. La iniciativa de una montura controlada cambia para coincidir contigo cuando la montas. Se mueve hacia donde la dirijas, y solo tiene tres acciones posibles: Carrera, Retirada y Esquivar. Una montura controlada puede mover y actuar incluso en el turno en el que la montas.

Una montura independiente conserva su turno en el orden de iniciativa. Llevar un jinete no restringe las acciones que la montura puede realizar, y se mueve y actúa a su voluntad. Puede huir del combate, apresurarse para atacar y devorar un enemigo herido de muerte, o de cualquier otro modo actuar en contra de tus deseos.

En cualquier caso, si la montura provoca un ataque de oportunidad mientras estás sobre ella, el atacante puede atacarte a ti o a la montura.

© 2022 Now You Roll. All rights reserved

Wizards of the Coast, Dungeons & Dragons, and their logos are trademarks of Wizards of the Coast LLC in the United States and other countries. © 2022 Wizards. All Rights Reserved.